Cómo 3 meses después de quedar paralizado, volví a dirigir una millonaria empresa tecnológica

20 Julio 2019

Hiroki Takeuchi acababa de casarse cuando tuvo un accidente de ciclismo que lo dejó con una discapacidad que le cambió la vida.

El joven, de 33 años ahora, chocó con un auto cuando paseaba en bicicleta por uno de los parques más grandes de Londres.

El accidente le aplastó la médula espinal y lo dejó paralizado de cintura para abajo.

 

"Mi pobre esposa… solo llevábamos casados tres semanas", dice.

Mientras Hiroki se recuperaba en el hospital, su otra preocupación era su compañía GoCardless.

Él y dos amigos lanzaron el negocio en 2011 y Hiroki fue nombrado director ejecutivo en 2015.

Hiroki conoció a Mark Zuckerberg, el fundador de Facebook, en el programa para startups Y Combinator.

"Afortunadamente, teníamos un buen equipo y la empresa estaba en un momento en el que pudieron continuar sin que yo estuviera allí día a día", dice Hiroki.

"Tres meses después, el negocio seguía yendo bien y fue bueno ver eso. Es bueno saber que algo que has construido tiene vida propia".

Hiroki regresó al trabajo solo 12 semanas después del accidente y su empresa GoCardless, con sede en Londres, ha seguido creciendo.

Su tecnología permite a las empresas cobrar más fácilmente los pagos de débito directo de sus clientes.

Es uno de esos negocios que la mayoría de nosotros nunca hemos escuchado hablar, pero que muchos usamos sin saberlo.

Más de 40.000 firmas en todo el mundo utilizan la tecnología de GoCardless para procesar pagos por valor de más de US$9.400 millones al año.



Socios y amigos

Hiroki, que es mitad japonés y mitad inglés, creció en Swindon, en el sur de Inglaterra.

Después de estudiar matemáticas en la Universidad de Oxford, se unió a la oficina de Londres de la consultora McKinsey.

Eso fue en 2008.

Pero interesado en lanzar su propia compañía, Hiroki comenzó a explorar posibles ideas con un viejo amigo de la universidad llamado Tom Blomfield y con Matt Robinson, un compañero de trabajo de McKinsey.

Decidieron investigar los problemas en el mundo de las finanzas y vieron que los sistemas de pago electrónico podrían mejorarse.

"Nos dimos cuenta de que todos estos sistemas de pago eran un poco inservibles", dice Hiroki.

Mientras los tres hombres continuaban trabajando en su idea, en 2011 consiguieron una plaza en un prestigioso programa para empresas tecnológicas de reciente creación en Silicon Valley.

Se llama Y Combinator.

Consejos de primera mano
Cada año, cientos de jóvenes emprendedores de todo el mundo solicitan unirse al plan que dura tres meses, pero solo un pequeño porcentaje es elegido.

Hiroki explicó que durante el programa conoces a algunas personas relevantes en el mundo tecnológico y te dan sus consejos sin adornos.

"Tienes cenas semanales a la que acude gente como Mark Zuckerberg, o uno de los fundadores de Airbnb, que te cuentan de primera mano cómo fueron sus inicios".

"Se muestran muy abiertos. No te dan la versión de su equipo de comunicación sino la suya propia".

Los tres cofundadores regresaron a Reino Unido con una financiación inicial de US$1,5 millones de inversores de Silicon Valley.

Hiroki dice que ese fue el momento en el que supo que su empresa era real.

GoCardless invierte mucho en personal. El 90% de su plantilla tiene un perfil tecnológico.

Hiroki cuenta que la suerte estuvo del lado de la empresa cuando consiguieron sus primeros clientes.

"Uno de los grandes golpes de suerte que tuvimos al principio fue que nos presentaron a Duane Jackson", recuerda.

Jackson es el CEO y fundador de Kashflow, una plataforma de contabilidad.

"Tenía 25.000 pequeñas empresas que realizan la contabilidad a través de esta plataforma y estaba buscando exactamente la solución que proporcionábamos".

El equipo de GoCardless ni siquiera había acabado del todo su producto en ese momento, por lo que trabajaron estrechamente con Kashflow para construir la primera versión.

Al terminar esta primera fase, obtuvieron acceso a todos los clientes de Kashflow.

Como la mayoría de los negocios nuevos, Hiroki dice que aprendieron sobre la marcha.

"Crees que sabes lo que estás haciendo, pero básicamente no es así".

"Pero es importante cómo aprendes de esos errores y los corriges. No pudimos parar de reinventar todo, desde el departamento de marketing hasta cómo construimos nuestra tecnología".

GoCardless "es una herramienta práctica que permite a las empresas utilizar las ventajas de las plataformas de débito directo, en las que uno puede pagar y cobrar con facilidad de cualquier banco o corporación", dice Sankar Krishnan, experto en banca y mercados de capital de la consultora francesa Capgemini.

Hoy en día, GoCardless emplea a 340 empleados en todo el mundo.

Tiene oficinas en el extranjero en Francia, Alemania y Australia.

En febrero de este año, recaudó otros US$75 millones de inversión, incluyendo fondos de GV, el brazo de inversión de la empresa matriz de Google, Alphabet.

GoCardless planea usar esa financiación adicional para expandirse a Estados Unidos a finales de este año.

Hasta la fecha ha reunido US$123 millones de inversión en total.

Independencia y aprendizaje

Aunque Hiroki sabe que el accidente con la bicicleta obviamente le cambió la vida, pudo adaptarse a su nueva condición de una manera en la que no tuvo que renunciar a todo lo que tenía antes del accidente.

"Por supuesto, tienes que ser un poco más organizado, especialmente si quieres ir de vacaciones o hacer algo espontáneo", agrega.

"Pero mi lesión me permite tener todavía mucha independencia y todavía puedo usar completamente mis brazos y parte superior del cuerpo".

A pesar del éxito del negocio hasta ahora, dice que sigue aprendiendo cosa nuevas todos los días.

"Nunca [antes] he gestionado un equipo de este tamaño por lo que estoy en un proceso de aprendizaje constante".


Fuente :bbc



Entorno Virtual 2019